En estas pocas palabras yo te invito a que me respondas esta única pregunta ¿Por qué no? Y es que de la respuesta es que vas a tomar decisiones en esta vida.

Cuando uno se pregunta por qué no y  se responde, se da cuenta de que todo son excusas para no hacerlo; en algunos casos la respuesta es: porque tengo miedo. La verdad es que nada se pierde con intentarlo y eso queda demostrado cuando nos preguntamos por qué no.

Si, puede que tú no seas el mejor, el que tienes más experiencia, pero de seguro tienes ganas de hacer y la voluntad de ir aprendiendo en el camino, eso es lo más importante de todo, eso es lo único que necesitas para moverte hacia el éxito.

Muchas veces pasa que te subestimas y eso, indudablemente es algo negativo, pues te eliminas a ti mismo de las oportunidades. Tampoco quiero decir con esto que todo vaya a salir de maravillas a la primera, que con solo el hecho de intentarlo ya ganaste, eso no pasa en la vida real, pero si ocurre que paredes y vas evolucionado para la próxima oportunidad.

No temas a fallar, pues de los errores se aprende más que de los aciertos, siempre lo he dicho. No temas a salir de esa zona de confort, pues si no lo haces va a ser complicado que descubras tu verdadera potencia.

Cuando respondas a por qué no, te vas a dar cuenta que no hay nada que perder y quizá et animes a hacerlo, pero no te responsas una sola vez, recuerda cada día que no hay excusas tan grandes como para no intentarlo y te vas a ir abriendo los caminos hacia el éxito en lo que quiera que desea hacer.