Desde que alguien descubrió que cuando se motiva a un individuo, se obtiene resultados exitosos sorprendentes sobre una actividad en particular, esto se ha puesto de moda. No es mi intención hablar a favor o en contra de esta práctica, sino de reflexionar sobre los efectos que causa la motivación en el éxito de las personas.

En las redes sociales abundan las frases motivacionales, algunas muy acertadas y otras no lo son tanto, pero como los dicen crean la sensación de que es la idea correcta. Parece que motivar a alguien sobre algo en particular, es cultivar el ego de ese individuo de manera controlada para que logre sus objetivos. Pero esto tiene un uso muy común, hoy en día, por las empresas que en sus campañas de mercadeo, suelen vender con motivación.

Es decir, vender un producto para adelgazar, impulsando al consumidor, con que si puede bajar muchos kilos, porque es un ser especial con todos los dones necesarios, en cuyo proceso ellos (los vendedores) pueden darle una ayuda facilitándole un producto u otro, que minimice su sacrificio. Entonces se formula la relación “Sacrificio-Ayuda-Resultado Esperados”, como un atajo para hacer verlo realizado.

Hay que dejar de motivar con mentiras, a esas personas que son más ingenua que el resto como objeto del consumismo desmedido. El motivar a una persona debe ir enfocado, en el cumplimiento de sus metas propias, sin egoísmos, sin intereses particulares de parte del motivador. Hace algún tiempo supe de un chico que pudo visualizar de manera temprana lo que quería hacer en la vida, siendo la profesión de cerrajero sant andreu lo que más quería hacer, pero le costó mucho ser aceptado por ese gremio de cerrajeros sant boi de llobregat experimentados que no dudaron en rechazar sus ganas de incursionar en el medio.

Solo la motivación constante, la fijación de metas, la evaluación de los caminos posibles para el cumplimento de esas metas lograron que el pudiese lograr la certificación de la profesión, montar su taller e ir ganándose la confianza de los clientes para que decidieran por sus servicios ante que los demás, no fue por cobardía, desgano o baja autoestima con que se logar cosas como estas. La constancia fue clave, no se quedó a esperar que nadie les dijera que tenía que hacer y debía dejar de hacer, sabía lo que quería y lucho por ello.

Es obvio que este joven posee cualidades bendecidas, como el enfoque al logro de sus objetivos, sabiendo quien es, el valor que tienen sin dejar que ruido de los que no quieres que lo logre, lo perturbaran. El éxito se logra sabiendo claramente que es lo que deseas tú y solamente tú en la vida, no se puede querer cumplir los sueños e otros, el éxito está relacionado con lo que es tuyo.

Es por ello que no se puede esperar que nadie venga a resolverlo o por el contrario te diga que no puedes hacerlo. Todo depende de ti mismo, la motivación solo esta entro de ti, encuéntrala para que tengas éxito.