Una de las experiencias más dolorosas que alguien puede vivir, es sin dudas, la muerte de un ser querido, y lamentablemente es una situación de la que nadie podrá escapar, porque siempre hay lazos que unen a las personas, sean familia o no.

Cuando pierdes a un ser querido, es necesario vivir una experiencia que se conoce como duelo, por tu tranquilidad y tu salud, es necesario hacerlo, no existe manera correcta o incorrecta de superar el duelo, de hecho es algo muy personal del doliente.

Los profesionales distinguen 5 etapas del duelo, que son negación, ira, negociación, depresión y finalmente la aceptación.

Esto no significa que cada doliente debe experimentar todas las etapas, o que deben seguir este orden, porque como te mencioné, este avance es muy personal.

Deja que el tiempo haga su trabajo

Cada persona supera el duelo a su propio ritmo, pero necesitas tomar el tiempo que sea necesario para aprender a continuar la vida sin la presencia física de esa persona tan especial en tu vida.

No importa cuánto tiempo necesites, porque es por tu bienestar, si sientes que estás experimentando las etapas del duelo, toma el tiempo para que cada una de ellas esté superada y al final consigas la aceptación del hecho, que tanto necesitas.

Expresa tus sentimientos sin limitaciones

Cuando pierdes a un ser querido, experimentas una mezcla de emociones. Es importante comprender que no es tu culpa, la muerte es una etapa natural en la vida de todos… De hecho, desde el momento en el que alguien nace, está destinado a morir.

Debes expresar tu dolor, siempre tendrás a alguien cerca para que puedas llorar en su hombro, y compartir todo ese dolor que abraza tu corazón. Es como el apoyo que te ofrece el cerrajero para reforzar la seguridad de tu hogar, te escucha y te ayuda.

Evita el aislamiento, no tienes que vivir el duelo tú sólo, si te apartas de todos, obtendrás el efecto contrario, te sentirás muy mal, serás víctima fácil de la depresión y quienes te rodean se sentirán frustrados porque no los dejas ayudarte.

Aceptar que la vida continúa

Este es quizás uno de los consejos más difíciles de lograr, porque la ausencia de alguien que quieres puede ocasionar incluso que pierdas las ganas de vivir, pero recuerda que aunque esta persona no esté, aún hay personas que te necesitan.

Otro pensamiento que te ayudará, es que esa persona que ha partido de tu lado se sentirá muy bien al ver que puedes ser feliz, incluso ante su ausencia.

Por otra parte, realiza actividades que te sirvan de distracción, no olvides que te debes alimentar de manera correcta, realizar ejercicios y seguir otros hábitos que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

Apoyo familiar

Con la partida de un ser querido, es seguro que sientes un fuerte dolor, pero también debes considerar que otros familiares también tienen mucho dolor en su corazón, este es un momento ideal para que exista apoyo familiar.

Una sugerencia para esos momentos, es recordar entre todos los miembros de la familia aquellos momentos felices con ese familiar, así como otras anécdotas que siempre serán parte de tus mejores recuerdos.